Bacalao con Tomate y Cebolla

  • Bacalao con Tomate

    Bacalao con Tomate

  • Bacalao con <br/>Tomate y Patatas

    Bacalao con
    Tomate y Patatas

  • Bacalao con <br/>Tomate y Cebolla

    Bacalao con
    Tomate y Cebolla

  • Bacalao con <br/>Tomate y Bechamel

    Bacalao con
    Tomate y Bechamel

  • Bacalao con <br/>Tomate y Pimientos

    Bacalao con
    Tomate y Pimientos

  • "Bacalao con Tomate y Cebolla"

    Bacalao con Tomate y Cebolla Esta es una receta sencilla de hacer pero que a la vez es una forma muy interesante de preparar este pescado. Te animamos a probar a hacer en casa este bacalao con tomate y cebolla, que seguro que te encantará el resultado final.
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Media
    • 4.5/5
    • 31 votos

    Receta de Bacalao con Tomate y Cebolla

    Otra sencilla receta es esta que te proponemos a continuación, con la que podrás preparar un rico bacalao con tomate y cebolla, una receta ideal para hacer un almuerzo familiar en cualquier época del año.


    Ingredientes de Bacalao con Tomate y Cebolla:

    - 500 gramos de bacalao
    - 300 gramos de tomate triturado
    - Un par de cebollas medianas
    - Dos dientes de ajo
    - Aceite de oliva virgen extra
    - Sal
    - Harina


    Preparación de Bacalao con Tomate y Cebolla:

    Para hacer esta receta vamos a emplear unos buenos trozos de bacalao fresco, aunque recuerda que puedes sustituirlo por bacalao en salazón si lo prefieres o si es el que tienes en casa. Lo único que cambia a la hora de preparar el palto es que para desalarlo deberás dejarlo metido en abundante agua fría al menos 24 horas, cambiando esa agua 3 o 4 veces durante ese tiempo, para que el bacalao quede bien desalado. Por lo demás, la preparación es similar, así que tenlo en cuenta antes de hacer la receta.

    Lo primero que hay que preparar es la salsa de tomate y cebolla con la que acompañaremos al bacalao, lo cual haremos empleando unos buenos tomates naturales que estén maduros, para que tenga el mejor sabor. Aunque hay tomates todo el año, cuando más sabrosos están es en la época que va entre Junio y Septiembre aproximadamente, así que si no puedes comprar unos buenos tomates, puedes utilizar una lata de tomate natural triturado, que puede ser una buena opción para estos casos, sobre todo si compras una buena marca.

    Lavaremos bien los tomates bajo el grifo, para quitarles toda las suciedad, y después los abrimos por la mitad para limpiarlos de semillas, y así le quitamos parte del jugo que tienen, para que la salsa de tomate resulte menos líquida. Después podemos triturarlos, rallarlos o cortarlos en trocitos pequeños para facilitar la preparación de la salsa de tomate, hazlo como prefieras. Otra opción es quitarles la piel antes de cocinarlos, algo interesante si son un tipo de tomates con una piel gruesa. Para ello lo mejor es escaldarlos en agua hirviendo sobre unos 20 minutos, haciéndoles previamente unos cortes en forma de cruz en la base de los tomates.

    Con los tomates ya preparados, pelamos los ajos y los cortamos en láminas, y después pelamos la cebolla y la troceamos en forma de juliana. Ponemos una sartén amplia con un buen chorreón de aceite de oliva virgen a calentar, y cuando esté a buena temperatura sofreímos en la misma los ajos y la cebolla, echando sal por encima para que la cebolla se poche más fácilmente. Sofreímos a fuego medio hasta que la cebolla empiece a cambiar de color, con cuidado que no se quemen los ajos, y agregamos entonces el tomate picado.

    Mantenemos a fuego suave sobre una media hora más o menos, de forma que la salsa de tomate se vaya espesando lentamente, lo que hará que nos resulte más sabrosa, ya que hacerla a fuego lento durante bastante tiempo hace que sea mucho más sabrosa. Mientras se cocina la salsa de tomate, pasamos el bacalao por agua bajo el grifo, para limpiarlo bien, y después lo escurrimos del todo para poder enharinarlo.

    Ponemos a calentar una sartén con aceite de oliva virgen a calentar, y cuando esté bien caliente freímos el bacalao hasta dejarlo bien frito por fuera pero poco hecho por dentro, para que quede jugoso y así no quede seco cuando lo acabemos de cocinar. Escurrimos el bacalao frito y lo metemos dentro de la sartén con el tomate ya cocinado, y mantenemos a fuego medio durante unos minutos para que termine de hacerse por dentro nuestro pescado, y así irá tomando los sabores de la salsa de tomate. Mantenlo unos 4 o 5 minutos y después dale la vuelta a los trozos de bacalao y déjalos el mismo tiempo, así quedará listo y podrás servir este riquísimo bacalao con tomate y cebolla.

    Raciones / Unidades: 2
    Tiempo Aproximado de Preparación: 60M
    Calorías Aproximadas: 180

    Vota la receta


    Comentarios

      Deja un comentario

      Nota: Los comentarios de esta web reflejan las opiniones de sus propios autores, y no necesariamente reflejan la opinión de la misma. Para ayudar al mantener un ambiente cordial y amigable dentro de nuestra comunidad, abstenganse de escribir insultos, expresiones vulgares, etc.

      En esta web los comentarios son moderados antes de ser publicados

      Comentario enviado. Se publicará una vez moderado